0

¿Problemas con la memoria?

by Lourdes Treviño on September 19, 2010

Post image for ¿Problemas con la memoria?

¿Sabías que investigaciones recientes están encontrando que cada vez más gente mayor de 50 años tiene la sensación de que su memoria ya no funciona tan bien como antes, tanto la memoria de corto plazo (eventos recientes), como la de largo plazo?

Como lo hemos tratado en otros artículos, la estimulación física, cerebral y emocional a lo largo de TODA la vida es el mejor antídoto para combatir este problema, que desatendido podría después resultar en la enfermedad de Alzheimer.

En particular, los hobbies o pasatiempos, labores sociales, aprender o disfrutar música, idiomas, computación, sudoku, crucigramas, etc. pueden ser de gran utilidad. En resumen, todo aquello que te haga pensar y razonar de manera distinta a la que estás tan acostumbrado. No olvidando una actitud positiva hacia la vida.

Relacionado con esto, quiero compartir contigo un estudio reciente que sugiere que altas dosis de vitamina B durante un lapso controlado pueden reducir a la mitad la contracción del cerebro en las personas mayores que experimentan algunos signos de la enfermedad de Alzheimer.

La contracción del cerebro es uno de los síntomas del deterioro cognitivo ligero, que a menudo conduce a la demencia.

Algunos investigadores dicen que esto podría ser el primer paso para encontrar una manera de retrasar la aparición del Alzheimer. Los expertos mencionan que estos hallazgos son importantes, pero que se necesita más investigación.

El estudio, publicado en la revista Public Library of Science One, examinó a 168 personas mayores que experimentan ciertos niveles de deterioro mental conocido como deterioro cognitivo leve.

Esta condición, marcada por lapsos de memoria leve y problemas de lenguaje, está más allá de lo que pudiera explicarse como el envejecimiento normal y puede ser un precursor de la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia.

La mitad de los voluntarios recibieron una tableta diaria conteniendo niveles de la familia B de vitaminas, como el ácido fólico, B6 y B12 muy por encima de la cantidad diaria recomendada. La otra mitad recibió un placebo.

Después de dos años, la tasa a la que sus cerebros se habían reducido se midió.

El cerebro se contrae en promedio a una tasa de 0,5% al año después de la edad de 60 años. Los cerebros de las personas con deterioro cognitivo leve se encogen el doble de rápido. En los pacientes que sufren Alzheimer la contracción del cerebro es de 2,5% al año.

El equipo de científicos, del Proyecto Oxford para investigar la Memoria y el Envejecimiento (Optima, por sus siglas en inglés), encontró que en promedio, en los que recibieron suplementos de vitamina B, la contracción del cerebro disminuyó un 30%.

En algunos casos se redujo en más del 50%, haciendo que su atrofia cerebral no fuera peor que la de las personas sin deterioro cognitivo.

Protegiendo el cerebro

Ciertas vitaminas de la familia B, como el ácido fólico, la vitamina B6 y la B12 controlan los niveles de una sustancia conocida como homocisteína en la sangre. Los niveles altos de homocisteína están asociados con una contracción más rápida del cerebro y con la enfermedad de Alzheimer.

Los autores del estudio creen que el efecto de las vitaminas B en los niveles de homocisteína fue el efecto que ayudó a frenar el ritmo de la contracción del cerebro, y comentaron que los resultados fueron más significativos de lo que esperaba. Se piensa que estas vitaminas están haciendo algo a la estructura del cerebro. Lo están protegiendo, y eso es muy importante porque tenemos que proteger al cerebro para prevenir la enfermedad de Alzheimer

Los investigadores también mencionan que es necesario realizar más investigaciones, para saber si altas dosis de vitaminas B realmente impiden el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer en personas que tienen deterioro cognitivo leve.

La organización Alzheimer’s Trust, que cofinanció el estudio, también pidió más investigaciones.

“Estos son resultados muy importantes. Las vitaminas B empiezan a mostrar una perspectiva en la protección de algunas personas del mal de Alzheimer en la vejez”, dijo la directora ejecutiva Rebecca Wood.

El grupo de vitaminas B se encuentra naturalmente en muchos alimentos, incluyendo carne, pescado, huevos y vegetales verdes.

Por otro lado, los expertos aconsejan no ingerir más vitamina B de los niveles recomendados a la luz de estos hallazgos.

Chris Kennard, presidente del Consejo de Investigación Médica y de la Junta de Neurociencias y Salud Mental, dice que se debe ser cauteloso con el consumo de vitamina B, ya que hay riesgos de salud separados si se toma en altas dosis.

Así es que me parece que son perspectivas que hay que tomar en cuenta.

 Ayúdame a Ayudar…Si te gustó este artículo reenvíalo a quien creas que pueda servirle.

Déjame tus comentarios, ve hasta el final de esta página y ahí encontrarás un recuadro que dice “Leave a Comment”, ya que lo escribas, dale click al botón Submit.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: