0

¿Te consideras optimista?

by Lourdes Treviño on August 5, 2010

Post image for ¿Te consideras optimista?

En esta ocasión quiero compartir contigo dos estudios interesantes. El primero de ellos fue realizado con un grupo de enfermos del corazón a los que se les aplicó una prueba de optimismo, se observó qué tan bien siguieron un programa de ejercicios físicos recomendado por su cardiólogo. Se encontró que los pacientes más optimistas fueron los que se ejercitaron más. Otro estudio realizado en la Escuela de Salud Pública de Harvard encontró en una muestra de 1,300 adultos, que los pesimistas tenían el doble del riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas que los optimistas.

Alguien optimista es alguien que sin importar lo que le suceda, invariablemente ve el lado positivo de las cosas, alza la vista sobre el horizonte y vislumbra un nuevo sol que traerá nuevas oportunidades.

Revisemos los rasgos que tiene la gente que muy difícilmente se da por vencida, que siempre ve oportunidades en lo que le pasa, sea bueno o malo.

  • Toman segundas oportunidades. Sin importar que lo que hayan intentado les haya salido mal, no se rinden; saben que muchas veces los fracasos son la única ruta que existe para lograr algo que valga la pena.
  • Son seguros de sí mismos.
  • Solucionan los problemas. En vez de permanecer “pensando” en lo difícil que puede resultar algo, se enfrentan a lo que tienen ante sí y lo solucionan de la mejor manera posible, saben que en el intento, cosas inesperadas y valiosas suceden.
  • Tienen un mejor manejo del estrés por lo que su sistema inmune funciona mejor. El optimismo favorece la producción de los neurotransmisores que ayudan a mantener el sistema cuerpo-mente en buenas condiciones.
  • Luchan y perseveran. No se rinden fácilmente ante las adversidades, además saben que el sabor de la vida está en esa búsqueda y esfuerzo. La vida es el camino, es el viaje, por lo que disfrutan cada esfuerzo que hacen.
  • Se conectan con la gente. Esperan siempre lo mejor de las personas que los rodean, por lo que cultivan relaciones armoniosas.
  • Hacen ejercicio y en caso de ser necesario, toman vitaminas para mantenerse en forma.
  • Establecen metas específicas sobre lo que quieren alcanzar.

Así es que en tu caso particular, ¿qué tan optimista eres?, ¿Cuando te caes, te levantas inmediatamente y sigues adelante?, te invito a contestar este sencillo cuestionario que te ayudará a valorar tu grado de optimismo.

1. Cuando te enfrentas a algún reto, tu primer pensamiento o sensación es positiva.

  • Totalmente falso: 0
  • Falso: 1
  • Verdadero: 2
  • Totalmente verdadero: 3

2. Cuando no estás seguro de cómo saldrán las cosas en un futuro, te mantienes positivo.

  • Totalmente falso: 0
  • Falso: 1
  • Verdadero: 2
  • Totalmente verdadero: 3

3. Ves cada día como una nueva oportunidad.

  • Totalmente falso: 0
  • Falso: 1
  • Verdadero: 2
  • Totalmente verdadero: 3

4. Crees que si has fallado en el pasado, es posible que también falles en el futuro.

  • Totalmente verdadero: 0
  • Falso: 1
  • Verdadero: 2
  • Totalmente falso: 3

5. Solo porque la gente opina que algo es imposible, no significa que lo sea.

  • Totalmente falso: 0
  • Falso: 1
  • Verdadero: 2
  • Totalmente verdadero: 3

6. Crees que hay muchas situaciones en la vida en las que no se dan las cosas en bandeja de plata.

  • Totalmente verdadero: 0
  • Falso: 1
  • Verdadero: 2
  • Totalmente falso: 3

Ahora, suma las puntuaciones. Si el total que obtuviste es de 10 o más, sin duda alguna eres alguien muy optimista. Si tu puntuación total es inferior a 8, sería muy recomendable que te propusieras seriamente hacer algo en este sentido. El principal ganador serás tú ya que tu vida podría dar un giro de 180 grados.

En caso de que necesites o simplemente quieras mejorar en este aspecto de tu vida, a continuación te sugiero algunas acciones que te podrían ser de utilidad.

  • Identifica algo importante para ti que no has querido comenzar por inseguridad o por “falta de tiempo”.
  • Identifica los incentivos que tienes para hacerlo, qué cosas buenas se darán como consecuencia.
  • Evalúa qué tan comprometido estás para lograr esto (totalmente, algo, muy poco).
  • Lista tres cosas que necesitas hacer para lograr tu meta.
  • Pregúntate si existen obstáculos para lograr tu meta.
  • Pregúntate qué tan seguro estás de que lo puedes lograr.
  • Comienza con la primera actividad de las tres que identificaste, date un reconocimiento cuando la termines.
  • Continua hasta que termines las tres y valora cómo te sientes.

Lo que lograras con realizar estos puntos, es mejorar tu actitud a través de la acción, créeme, si funciona.

Por último, algunas ideas acerca del optimismo:

  • Optimismo es cómo superas obstáculos imprevistos.
  • Optimismo es algo indispensable para ayudar a los demás.
  • El optimismo te energiza.
  • El optimismo está disponible incluso para los que no se consideran importantes.
  • Optimismo es el gran antídoto para la tristeza.
  • El optimismo es lo ideal para las situaciones en las que nadie está disponible para ayudarte.
  • El optimismo no se necesita cuando la vida es fácil.

 Ayúdame a Ayudar…Si te gustó este artículo reenvíalo a quien creas que pueda servirle.

Déjame tus comentarios, ve hasta el final de esta página y ahí encontrarás un recuadro que dice “Leave a Comment”, ya que lo escribas, dale click al botón Submit.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: