4

ALICIA en el país de las Maravillas

by Lourdes Treviño on July 1, 2011

Post image for ALICIA en el país de las Maravillas

Estuve viendo parte de la nueva versión de Alicia en el País de las Maravillas, es diferente de la versión original ya que en esta película Alicia tiene 19 años, está por comprometerse con un lord inglés (en contra de su voluntad) y justo al momento en que le pide que se case con él, decide perseguir al conejo blanco hasta el país de las Maravillas, ahí descubre infinidad de cosas, y tiene reencuentros con viejos conocidos como con el Sombrerero Loco. En cierto momento se da cuenta de que este “sueño” no es tal cosa sino una analogía de su realidad. Voy a tomar algunas frases que me encantaron y he interiorizado.

Alicia:”¿Por qué todo el mundo me dice lo que tengo que hacer? ¡No! Este es mi sueño y yo decidiré como continua”.
“Desde que me caí por esa madriguera me han dicho qué tengo hacer y quién debo ser. Me han encogido, aumentado, arañado y metido en una tetera, me han acusado de ser Alicia y de no ser Alicia, pero éste es mi sueño, y yo decidiré cómo continúa”.

Creo que todos en algún momento hemos llegado a este punto, y si aún no te llega, seguramente llegará… es cuando nos damos cuenta de que estamos totalmente volcados hacia el exterior y sucede generalmente en un momento de Crisis existencial (porque a eso llega uno viviendo de esta manera). Es absolutamente imposible complacer a todo mundo, de hecho esto es la receta perfecta para ser INFELIZ!, sin embargo seguimos repitiendo la receta, y consumiendo la droga: aceptación, ¿cuándo vamos a despertar?, bien, esa es una pregunta para la cual no tengo respuesta pero creo que justamente en estos momentos de crisis es cuando lo hacemos, cuando vemos que todos los esfuerzos que hemos hecho y/o hacemos por ser aceptados no son suficientes y sufrimos la montaña rusa emocional con el desgaste y frustración que esto conlleva, aquí es como si apareciera el Sombrerero y nos dijera: “Has perdido tu muchedad (muchness)” ¿qué quiere decir con esto?, que cuando nacemos, tenemos una conexión vasta y fuertísima con esa Fuerza Vital que hace que estemos en “éxtasis y fluidez constante” tal como vemos a los niños, los niños viven en asombro continuo, con verdadero interés con mirada de novedad constante, con inquietud, cada momento es nuevo, irrepetible, ayer no existe, sólo es hoy, es más sólo es este instante.

La Muchedad (muchness) es ese Tú que siempre ha sabido quién eres, que Nunca encuentra un momento en que no sepa que tú eres tú. Solo existe este Yo. No puedes verlo, porque es él quien está mirando ahora mismo, lo cual significa que, todo simplemente surge en esa conciencia: el mundo entero surge en tu conciencia a cada momento. Tú eres este espacio en el cuál todo surge espontáneamente y sin esfuerzo. Tú eres ese Uno. Tú siempre has sido ese Uno. Sólo existe ese Uno. No creas que estas encontrando u olvidando ese Uno. La única cosa que siempre has conocido, la única cosa que siempre has recordado, la única cosa que en verdad estás sintiendo ahora mismo es ese Uno: la totalidad, la presencia, la cualidad de todo tal como es, y tal como surge en tu Yo – la simple sensación de Ser – que es cualquier cosa que sientes, siempre.

Desgraciadamente no duramos mucho en este estado  “de Muchedad (muchness)” ” ya que luego viene el Condicionamiento Social, “si haces esto…eres buen niño- te compro X-te llevo a tal o cual parte, en fin, TE RECOMPENSO, TE ACEPTO Y ESTE ES EL NOMBRE DEL JUEGO” si no… aparece la Reina de Corazones que es la Referencia Externa  e inmediatamente llega la orden “Que le corten la cabeza”, entonces viene el “te castigo, te rechazo,  te margino, etc” y pese a que la vida nos va mostrando evidencias de que no es el juego correcto, entra la
dejadez, la pereza  y la cobardía por dejar esa ZONA DE CONFORT, hasta que llega “LA CRISIS” que nos hace tocar fondo. Si somos afortunados, será una crisis que nos PARALICE la vida… sin ponerla en peligro y ya en esta situación tenemos varias opciones, una de ellas es elegir el rol de víctima: atraparnos en la autocompasión, ¿por qué a mi? Si yo soy tan buena, si he hecho todo bien, etc. etc. y estancarnos.

La otra es tal vez empezar con este mismo proceso, es decir, la autocompasión pero en el trayecto “hartarnos” de este rol y que surja la Alicia dentro de nosotros diciendo:

“¿Por qué todo el mundo me dice lo que tengo que hacer?
“Desde que me caí por esa madriguera me han dicho qué tengo hacer y quién debo ser. Me han encogido, aumentado, arañado y metido en una tetera, me han acusado de ser Alicia y de no ser Alicia, pero éste es mi sueño, y yo decidiré cómo continúa”.

Entonces emerge la pregunta de preguntas ¿QUÉ TENGO QUE APRENDER DE ESTO?, en ese momento emprendemos el camino hacia nosotros mismos, hacia el interior, hacia la referencia interna, hacia la MUCHEDAD (muchness) , hacia alcanzar metas de realización personal que ni siquiera vislumbramos.

Momento….
En ese trayecto aparecen las piedras en el camino, lo que Alicia nombra como las IMPOSIBILIDADES:
Alicia:”Solía tener el hábito de pensar en seis cosas imposibles
para antes del desayuno”.

Por favor enuméralas, haz tu lista, estas imposibilidades son las barreras que TU MISMA diste a luz, sí, son como tus hijos, los alimentas, consientes y proteges.

Es maravilloso llevarlas hacia la consciencia (las imposibilidades), esos son tus miedos y la mejor manera de eliminarlos es haciéndoles frente.

Trabajando integralmente en todas las áreas que forman parte de nuestro ser, ahora y siempre, haciendo esas actividades que de veras nos aportan valor, compartiendo nuestra vida con aquellas personas que “resonamos”, que nos recuerdan lo maravilloso de la vida, que nos hacen sentir el fluir de la sangre en nuestras venas y poder exclamar que estamos vivos, y desde ahí poder esparcir esa alegría y felicidad con los demás.

Y todo esto lleva su tiempo, de ese tipo de tiempo necesario para dedicarte un espacio al día para ti mismo, un espacio al día para reír y para llorar, para compartir con los demás y para ser generoso, para regalar una sonrisa y para meditar. Para los que hacerse cotidianos y para “zentarse” y sentirse.

Ese tiempo necesario para recuperar la esencia de nosotros mismos, y recuperarla no porque la hayamos perdido, sino por haberla escondido en lo más profundo de nuestra alma, en un minúsculo rinconcito de nuestra existencia, aprisionada y embutida por nuestro propio miedo y nuestra propia inconsciencia.

Y darnos cuenta como Alicia …”Este es mi sueño, y yo decidiré cómo continúa”.

 

Ayúdame a Ayudar…Si te gustó este artículo reenvíalo a quien creas que pueda servirle.

Déjame tus comentarios, ve hasta el final de esta página y ahí encontrarás un recuadro que dice “Leave a Comment”, ya que lo escribas, dale click al botón Submit.

{ 4 comments… read them below or add one }

Elle Latremed July 2, 2011 at 8:41 pm

Lovely and very insightful!

Lourdes Treviño July 2, 2011 at 10:37 pm

Dearest Elle,
coming from you is truly a great compliment”

Valeria Coniglione January 7, 2013 at 2:30 pm

I’m a fan of Alicia! especially the version of Tim Burton.
I really liked your comment. But I think when talking about
the “6 impossibilities before breakfast” invites us to bring our
life beyond the known, beyond what our minds can
accept or understand, which is set by the system.
She says … “nothing is impossible”. When we actually
our “impossible” is when we grow up.
A hug!
Val.

Lourdes Treviño January 11, 2013 at 12:32 pm

Thanks for your comment Valeria, you’re right in your perspective, just remember that going beyond the known means to leave our comfort zone and right there is where the fears begin, most of them if not all are supported by false beliefs and in order to accept them we should begin by being “aware” of them, as a matter of fact Alicia makes a list of her impossibilities:
1. There’s a potion that can make you shrink.
2. And a cake that can make you grow.
3. Animals can talk.
4. Cats can disappear.
5. There is a place called Wonderland.
6. I can slay the Jabberwocky.
she passed through each one of them and succeed, so its all about awareness… awareness and awareness.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: