1

MIGUEL ANGEL

Post image for MIGUEL ANGEL

by Lourdes Treviño on March 11, 2011

Al contemplar la estatua del David, en Florencia, la sensación es de majestuosidad, pareciera que el espíritu que sale del mármol es Miguel Ángel diciéndonos lo grandiosos que somos.

Dícese que cuando se le preguntó cómo fue capaz de crear semejante obra de arte, respondió que en realidad David ya estaba en el mármol, él se limitó a quitar lo que sobraba para que éste pudiera salir a la luz.

Miguel Ángel vivió hasta los ochenta y nueve años y seguía esculpiendo, pintando, escribiendo y diseñando a una edad en la que los noventa suponían casi sesenta años por encima de la esperanza de vida de aquella época. Una de sus famosas citas es:

“EL MAYOR PELIGRO PARA LA MAYORÍA DE NOSOTROS NO ES QUE NUESTRA META
SEA DEMASIADO ALTA Y NO LA ALCANCEMOS, SINO QUE SEA DEMASIADO BAJA
Y NO LA CONSIGAMOS.”

Esto nos lleva al concepto de Esperanza: Confiar en que todo lo que pasa es bueno, y va de la mano de la Fé.

Para llegar a interiorizar este concepto y hacerlo nuestro hemos de procurar prácticas que nos permitan zambullirnos dentro y empezar a auto observarnos para que mediante ese proceso empecemos a darnos cuenta de la cantidad de palabras, imágenes, diálogos, canciones, etc. que pasan por nuestra mente que nunca se aquieta. Los estudios dicen que diariamente procesamos más de sesenta mil pensamientos, de los cuales no somos conscientes, ¡ES UNA BARBARIDAD! No en balde se le llama “el chango” a la mente, saltando de rama en rama y mientras no hagamos conscientemente un espacio-tiempo para ponernos en silencio y darnos cuenta de este proceso:

“NOSOTROS NO CONTROLAMOS LA MENTE… LA MENTE ESTÁ CONTROLÁNDONOS”.

Si empezamos a practicar diariamente, aunque sea quince minutos en la mañana y otros quince en la noche a ponernos en silencio, a respirar, a sentir nuestro cuerpo, en pocas palabras: a meditar, empezaremos a darnos cuenta de que es prácticamente imposible no tener distractores, pero conforme surjan lo importante es NO ENGANCHARSE en ellos, sino soltarlos y “darse cuenta”, al continuar con esta práctica, en nuestra vida cotidiana empezaremos a ser conscientes de esta turbulencia y hay qué seguir tan solo dándose cuenta y soltando, con paciencia, sin expectativas, (si meditas con la expectativa de “iluminarte” lo más seguro es que abandones rápidamente esta práctica, hay personas que meditaron toda su vida y nunca se iluminaron). Con el tiempo empezamos a notar espacios entre pensamiento y pensamiento y ocasionalmente podemos entrar en esos espacios, aunque sea por segundos, y ahí es donde podemos experimentar lo que realmente somos (no somos la mente), ahí es en donde reside la Grandiosidad, la Paz, la Fé, el Amor, La Esperanza, ahí es donde entramos en contacto con la Fuente de la Vida, con el Campo de Potencialidad Pura, que es lo que realmente somos, así es que si queremos que emerja ese David majestuoso, imponente y bello hay qué hacer lo que hizo Miguel Angel: quitar lo que sobra para que salga a la Luz.

Ayúdame a Ayudar…Si te gustó este artículo reenvíalo a quien creas que pueda servirle.

Déjame tus comentarios, ve hasta el final de esta página y ahí encontrarás un recuadro que dice “Leave a Comment”, ya que lo escribas, dale click al botón Submit.

{ 1 comment… read it below or add one }

mercedes April 29, 2011 at 2:30 pm

al ver esta obra de arte puedo ver lo grande que es Dios al crearnos y darnos capacidades como se la dio a miguel angel.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: