7

¿Te Afecta El Miedo?

by Lourdes Treviño on April 2, 2010

“LO MARAVILLOSO EN ESTE MUNDO HA SIDO LOGRADO SOLO  POR AQUELLOS QUE HAN SIDO CAPACES DE CREER QUE ALGO DENTRO DE ELLOS ERA SUPERIOR A LAS CIRCUNSTANCIAS”

Bruce Barton

¿Alguna vez has sentido que el juicio de las demás personas está completamente fuera de lugar?

O peor aún, ¿has llegado a dudar en que tu juicio esté bien acorde a las circunstancias que te rodean?

El otro día mientras iba de compras con un amigo, después de haber comprado lo que necesitábamos inmediatamente él dijo “he pagado demasiado, lo podría haber conseguido más barato”…

Se lo que estás pensando… “esto le pasa a todos de vez en cuando”… y  tienes toda la razón… esto es consecuencia del miedo y de un estado de hipervigilancia  (el sistema nervioso en Modo Estrés) que nos acecha día con día…

En esta época de tanta incertidumbre… ¿cómo lidiar con el temor y el miedo que invade nuestras vidas?

Es un hecho que los acontecimientos violentos que nos rodean hoy en día han trastornado nuestras vidas en mayor o menor medida, nuestras relaciones, lo que hacemos y lo que dejamos de hacer.

Vivir en un ambiente de miedo afecta inevitablemente nuestro estado de ánimo, nuestra calidad de vida y nuestra salud.

Como ciudadanos, podemos estar dispuestos a renunciar a nuestros derechos.

Como empleados a ser menos exigentes, menos dispuestos a asumir riesgos.

Y en la vida personal, menos abiertos a nuevas posibilidades, y todo porque vemos el futuro a través de un filtro de miedo.

Ver la vida de esta manera no es útil. No es que estas preocupaciones carezcan de legitimidad, éste sin duda es un momento de inestabilidad en nuestra sociedad, y las acciones imprudentes y la indiferencia podrían tener consecuencias indeseables.

¿Pero entonces… Qué Es El Miedo?

Si definimos Miedo, podemos decir que es una sensación de alarma, de inquietud proveniente de la expectativa del peligro, el dolor, desastre o lo que se le parezca. Es ser especialmente aprehensivo hacia estas sensaciones, se produce terror, espanto.

El miedo como emoción para la supervivencia es bueno, puede servir como una alarma, una llamada a la acción, como en “cuidado con el agua que está hirviendo!” Como una señal de socorro que provoca una sensación de aprehensión sobre el futuro, a la que el cuerpo reacciona mediante la secreción de adrenalina y otras sustancias químicas que le dan la motivación y la energía para actuar. Como una experiencia de inquietud, puede ser una llamada a la reflexión, pidiéndonos que prestemos atención a nuestras acciones o decisiones, o a la reconsideración de una situación, pero el MIEDO en estado crónico  definitivamente NO es bueno ni es saludable, quien vive en  miedo cree que:

“Todo es peligroso”.

“Tiene miedo de poseer cosas (se pueden estropear, las puede perder, se las pueden quitar”. “Va por la vida con Demasiado cuidado ya que sabe que todo representa una amenaza”.

“Su atención anda como mosca, saltando de una cosa a otra, al igual que su plática, llaman al cónyuge o a los hijos veinte veces por día para asegurarse de que todo esté bien”.

“Mentalmente repasa esquemas en donde imagina lo que puedan decirle o hacerle y planea por anticipado su defensa, justificación o retirada”.

“Cree todas las cosas temibles. Tiene una selectividad especialmente sensible, un imán atractor para escuchar todo lo que esté vestido, revestido, maquillado, perfumado, salpicado, remojado, frito, sancochado, o empanizado con el Miedo”.

“Sospecha del amor… aunque reciba incondicionalmente siempre piensa ¿qué querrá de mi?”.

“El miedo es muy contagioso”.

“VIVIR EN MIEDO EQUIVALE A VIVIR CON MALETAS…

NUNCA DESEMPACAS

 Y NUNCA VAS A NINGUNA PARTE”.

 

El miedo es el polo opuesto de la Fé.

Es muy posible que la intuición nos advierta a ser cautelosos. Desafortunadamente, la mayoría de las luchas con el miedo son irracionales e imaginarias.

A pesar de que todos experimentamos miedo, la mayoría de nosotros no tenemos una definición clara de lo que significa en el contexto de nuestras vidas. Lo que una persona califica como miedo, alguien más lo puede llamar ansiedad, y para alguna otra persona puede tratarse de pánico. Si queremos trabajar con el miedo como una manera de conocernos, es muy importante eliminar esta confusión, a fin de aclarar lo que realmente estamos sintiendo.

La presencia del miedo puede ser el resultado de una percepción precisa, pero también de una valoración completamente distorsionada.

ES LA CREENCIA EN LO QUE SE PERCIBE Y LA INTERPRETACIÓN DE SUS CONSECUENCIAS LO QUE DETERMINA EL NIVEL DE TEMOR QUE EXPERIMENTAMOS.

El miedo es una experiencia interna, una reacción subjetiva al momento inmediato o algún acontecimiento futuro, por lo tanto, debemos tratarlo con escepticismo y no tratarlo como una verdad absoluta. Esto requiere establecer cierta distancia del miedo, de forma que podamos verlo como un fenómeno que predomina en este momento en particular, y no como algo definitivo.

Podemos comenzar a profundizar en la comprensión de cómo el miedo puede estar afectándonos al comprender los niveles de alerta en el cuerpo y la mente.

  • El primero es el estado normal de vigilia

Este lo sentimos caminando por la calle, conduciendo, o en el trabajo. Es cuando estamos conscientes de los cambios en el medio ambiente. Si de repente se percibe un posible peligro, el cuerpo-mente cambia al segundo nivel de alerta, la vigilancia. Esto es natural y saludable, y la vigilancia termina una vez que el peligro pasa.

  • El siguiente nivel se produce cuando hay una sensación prolongada de ansiedad o temor.

El cuerpo-mente entra en la hipervigilancia y se queda allí dispuesto a luchar, huir, o se congela en su lugar hasta que el peligro pasa. La hipervigilancia crea un efecto de visión de túnel en el que experimentamos la vida principalmente a través de un filtro de miedo o ansiedad. Puede convertirse en un patrón si nuestra vida está constantemente amenazada.

La hipervigilancia en la edad adulta puede tener sus raíces en la infancia, o como resultado del trabajo en una situación hostil, o de estar en relación con una parejaabusiva psicológica o físicamente.

Alguien en estado de hipervigilancia a menudo interpreta las señales del medio ambiente de manera diferente a los demás, y como resultado sufre muchas tensiones que a la larga afectan la salud mental y física.

Algunas personas operan de manera habitual en estado de hipervigilancia. No hay descanso mental para alguien con este problema, porque la vida rara vez es un lugar totalmente seguro, aunque sólo sea temporalmente. Continuamente desconfían de su juicio o dudan de la fiabilidad de los demás, o ambas cosas. Cambian de opinión con frecuencia o aplazan indefinidamente la toma de decisiones a fin de buscar más información.

UNA FORMA EFECTIVA DE COMENZAR A SUPERAR ESTE PROBLEMA ES HACERSE CONSCIENTE DE QUE ESTO ESTÁ OCURRIENDO, LO CUAL PERMITIRÁ SEPARAR EL TEMOR IMAGINADO DE LA REALIDAD, LO CUAL EN SÍ ES UNA BARRERA DE PROTECCIÓN. LA PRÁCTICA RUTINARIA DE LA MEDITACIÓN ES DE GRAN AYUDA EN ESTE SENTIDO.

Pero bueno, toda esta información no te va a servir de nada si no haces algo al respecto ¿verdad?

Voy a pedirte que tomes los próximos 10 minutos de tu tiempo para hacer este ejercicio. Estoy segura de que va a generar un cambio importante en tu vida, ya que te va a traer más consciencia en tu nivel de miedo REAL.

EJERCICIO: Cuando sientas mucha preocupación por algo, no lo juzgues, siéntelo, conéctate con eso mientras ves este video.

 

 

Para conocer el grado en que actualmente estás utilizando el miedo a tu favor, responde el siguiente cuestionario utilizando la siguiente escala

TU RESPUESTA CALIFICACIÓN
Nunca 1
Rara vez 2
A menudo 3
Muy frecuentemente 4
Siempre 5

 

PREGUNTA CALIFICACIÓN
  • He observado que soy poco exigente y no estoy dispuesto a asumir riesgos
  • Difícilmente me abro a nuevas posibilidades
  • Tiendo a concentrarme en lo negativo
  • He dejado de ver puntos de vista alternativos
  • Me siento con menos intuición que antes
  • Siento que he cerrado mi corazón a los demás
  • Ante eventos desagradables, respondo en automático sin observar mis reacciones
  • Me mantengo en estado de hipervigilancia
  • Desconfío de mi juicio y dudo de la fiabilidad de los demás
  • Cambio de opinión después de tomar una decisión o aplazo indefinidamente la toma de decisiones a fin de buscar más información
  • No me doy cuenta de cómo reacciona mi cuerpo y mi mente ante lo que ocurre a mi alrededor

TOTAL

 
  1. Si tu puntuación es mayor a 40 es muy probable que vivas en estado grave de hipervigilancia, sería recomendable que buscaras ayuda profesional.
  2. Si tu puntuación oscila entre 29 y 39, deberías hacer ejercicio regularmente, practicar la meditación o el yoga, cuidar tu alimentación y sobre todo, en varias ocasiones al día ser plenamente consciente de lo que ocurre en tu mente y cuerpo, debes ser el observador y evitar reaccionar en forma automática a lo que te ocurre.
  3. Menos de 29 puntos significa que vives tu vida en forma sana y equilibrada, en la medida de lo posible, sirve de ejemplo a los demás.

Si esta información ha sido de tu ayuda en cualquier medida, por favor deja un comentario y comparte tu experiencia.

Ayúdame a Ayudar…Si te gustó este artículo reenvíalo a quien creas que pueda servirle.

Déjame tus comentarios, ve hasta el final de esta página y ahí encontrarás un recuadro que dice “Leave a Comment”, ya que lo escribas, dale click al botón Submit.

{ 7 comments… read them below or add one }

Jose Luis April 3, 2010 at 6:25 pm

Muy buen articulo!!!

No solo da informacion interesante, tambien me ayudo a saber que hago con ella jajaja

Buen post

Blanca Alemán May 12, 2010 at 3:30 pm

Gracias Mi apreciada Doctora Lulú,
De verdad sin darte coba te quiero, te admiro y te felicito por ese espacio que nos aportas para ayudarnos a encontrar mas prontamente ese camino de relajacion.
Sin duda existe mucho por hacer conciencia para atravesar nuestros miedos y realmente lo he leido bastante pero hasta el dia de hoy me encuentro practicando el estar en el ahora aunque necesito dominar al instrumento porque le encanta! irse al pasado y al futuro jijiji

Hoy en dia, hasta los politologos estan interesados en hablar de la busqueda del sociego, de la calma, del desestres; ya que existe gran demanda de libros de autoayuda, ademas de incrementarse las estadisticas de depresivos y de suicidios en los jovenes; dice Federico Reyes Heroles en la presentacion de su su nuevo libro ALTERADOS:
hay una marcada obsesion por la velocidad en TODO, como aspecto cualitativo donde el dinero y las posesiones materiales se miden con un indice de Felicidad que en realidad en los paises desarrollados marca mucho lo contrario .
Como bien dices en tu blog hay muchos haberes y deberias, presiones que hacen que nos aniquilemos; definitivamente necesitamos cambiar muchas actitudes, apegos, y desaprender muchos malos habitos y claro que necesitamos AYUDA!! la gente esta avida de alternativas de encontrarse consigo mismo, por ello los distractores, la television, el ruido siempre, el miedo al silencio porque empieza a dominar el instrumento con todas esas falsas creencias.

CREO EN TI Y CREO EN LA NEUROMODULACION

Blanca Alemán May 16, 2010 at 7:25 pm

Querida Blanca,

Gracias por este emotivo y ameno comentario que aportas. Me da fuerza y certeza para seguir en este camino. Ojalá sigas participando y enriqueciendo este espacio.

Un abrazo
Lourdes

Héctor Lara May 25, 2010 at 5:28 am

Hace ya algunos años escuche de ti las siguientes palabras “tu eres una persona buena y a las personas buenas les pasan cosas buenas” por lo que me interpretastes que yo tendria una buena vida, es posible que yo sea una de las primeras personas que escuchara tus consejos ya que auque no lo creeas esas palabras se quedaronen mi mente y a lo largo de todos estos años le encontrado muchas interpretaciones ya que viviendo de manera positiva pierdes el miedo de enfrentar los retos de la vida y asi lograr la prosperidad ya que las cosas se van dando por si solas, aun en la adversidad y momentos dificiles se le puede encontrar un lado positivo y asi vas perdiendo el miedo a lo que la vida te tenga preparado, fue asi como interprete tu consejo y es justo agradecerlo ya que se suma a todos aquellos que me han hecho ser la persona que soy.
saludos y que te encuentres bien.

Lourdes Treviño May 28, 2010 at 1:32 am

…les pasan cosas buenas!!!!!!!!!
Qué gusto que visites el blog Doctor! hace muuuuucho tiempo que no sabía de tí.

Muchos saludos!!!
Lourdes

Arnoldo Falcon Ancira July 9, 2012 at 7:44 pm

Querida Lourdes:
Muy buen articulo, tienes mucha razon, la mayoria de las veces por no vencer nuestros miedos no hacemos nada en la vida. Lo malo no es tener miedo porque hasta nuestro Señor Jesucristo que era Dios sintió miedo cuando se acercaba el momento de cumplir su misión a lo que vino al mundo, lo relevante es sobreponerse a ese miedo, inspirarse y tomar fuerzas para hacer lo que tenemos destinado hacer.
Tu eres un ejemplo de vencer adversidades y buscar alternativas para salir adelante, estando tan lejos de tu familia, no te cerraste a tu profesion y no descansaste hasta que encontraste algo que te llenara como la Neuromodulación y empezaste a ayudar a la gente con tus talentos y experiencias.
Felicidades, sigue por ese camino. Dios bendiga a ti y a tu familia.
Te quiere
Tu primo Arnoldo

Lourdes Treviño July 9, 2012 at 10:40 pm

Querido Arnoldo,

Gracias por tus palabras y por tu cariño que es plenamente correspondido. Me emociona saber que me lees y reconociendo el calibre de tu pensar, saber que este artículo te hizo replantear algunas cosas. Recibe un fuerte abrazo.

Leave a Comment

Next post: